Autocríticas y rectificaciones

En el viejo cuasipecio “El juego del amor” parecen confundirse algunas cosas, y ello hasta el punto de que ni siquiera es fácil decir cuáles son.

En “Del capitalismo”, el texto “Pero, ¿dónde está ese freno?” ¿no cae en un voluntarismo que es todo lo contrario de aquella desengañada asunción del nihilismo que el propio FMM, que tanto invoco, ha mostrado como único modo de que la situación, al ser asumida, dé la vuelta?