Pero, ¿dónde está ese freno?

Releyendo (Re)introdución ó marxismo, de Felipe Martínez Marzoa, página 15: “unha sociedade na que prácticamente todo o que se produce son mercancías non pode ser outra cá sociedade capitalista con todo o seu aparello fundamental”. Visto lo visto, y dado que la meta hoy no puede ser otra que weg von hier, salir de esta situación, de este mundo, desesperadamente, sea como sea, el camino a seguir (utópico, ingenuo, pero tal vez ya no los hay de otra índole) será empezar a producir a gran escala cosas que ya no sean mercancías, que ya no se produzcan para ser cambiadas: extender entre la gente la costumbre del don, la ayuda mutua, la solidaridad, la cooperación.


(Ver nota en Autocríticas y rectificaciones.)