De la enseñanza en España, a propósito de los libros de texto

Lee el alumno en el libro de texto: “Asimismo se desarrollaron en nuestro país, la industria textil y la siderúrgica”. ¿Aprende por ello el alumno que, en el tiempo al que se refiere esa lección –perdón: unidad didáctica–, se desarrollaron en nuestro país la industria textil y la siderúrgica? No; lo que el alumno aprende es que, al escribir, el sujeto y el predicado de una oración se separan por una coma: “se desarrollaron, la industria textil y la siderúrgica”, “se plantaron, muchos árboles”, “han salido mal, algunas cuentas”, “el café, está frío”, “ese perro, ladra demasiado”, “Juan, canta y su hermana, juega”.